ir al contenido
"Una vida de pasion sin perder el rumbo" Arley Felipe Lenis

Inspírate

"Una vida de pasion sin perder el rumbo" Arley Felipe Lenis

Guacarí, Valle del Cauca , 01/10/2020

Foto: CPJ

Arley Felipe Lenis Arana, oriundo del municipio de Guacarí - Valle del Cauca, logró transformar su sueño de ser futbolista, en una pasión que inició en un estadio, siendo nada más un niño que acompañaba a su padre. Entre cantos, bombos, trompetas escaló su sueño, unificó su pasión por el futbol y su liderazgo juvenil, y conformó la Barra Brava Filial del barón rojo sur en su municipio; un grupo integrado por más de 70 jóvenes, hinchas de un equipo de futbol colombiano que lograron romper estereotipos.

En el diario vivir, es muy común asociar este tipo de organizaciones con hechos de violencia dentro y fuera de la cancha, pero Arley logró cambiar este estereotipo, y conformar un grupo de jóvenes regidos bajo su lema “por el respeto a la vida y el amor al futbol". Unidos con un mismo objetivo: alentar y acompañar a su equipo.

“Esta filial siempre tuvo un punto a favor, y era que no estábamos de acuerdo con la violencia, el consumo de drogas y todo lo que se puede vivir dentro de una barra, eso siempre lo tuvimos claro, como integrantes nos acogíamos a estos requisitos, y a pesar de que muchos de nuestros jóvenes eran de familias vulnerables o de sectores marginados por la violencia, siempre nos mantuvimos al margen del respeto a la vida de las demás hinchadas y del respeto hacia nuestra comunidad" Asegura Arley.

2001001_felipe.jpg 

Como organización, este grupo conformado en su mayoría por jóvenes, logró unificar sus habilidades y talentos, y junto a la administración municipal, trabajar en pro de las comunidades más vulnerables del municipio a través del deporte y otras actividades. Además, de apoyarse y exigirse mutuamente para salir adelante, estudiar y nunca abandonar sus sueños.

Arley manifiesta que pertenecer a una barra brava futbolera no es sinónimo de ser un mal ejemplo o ser un delincuente, sino de compartir una apasión por un deporte, con sueños, metas, y un amor compartido. “Jóvenes, ser integrante de una barra futbolera no es sinónimo de ser o volverse un delincuente, es sinónimo de amor, pasión, lealtad, respeto, alentar, seguir en las buenas y en las malas a tu equipo amado, viajar a donde más puedas (ciudades , países ) pero sin dejar atrás de que debes construir una vida digna para contigo mismo  que también puedas  aportar, ayudar al entorno que te rodea, no dejes de estudiar, de trabajar, no descuides a tus seres queridos, porque en un descuido de esos se te puede ir alguno y no haberlo disfrutado como siempre deseaste" Aseguró Arley Lenis.

A pesar de que en la actualidad cedió su rol de liderazgo en esta organización para “superarse a sí mismo", Arley continúa trabajando en pro de los jóvenes de su comunidad, hoy en día como Enlace de Juventud de su municipio.