Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Estos son los valores que identifican a Colombia Joven

Estos son los valores que identifican a Colombia Joven

​Valores éticos

Compromiso​​

Firme disposición y convicción permanente para el logro de los objetivos del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (DAPRE), actuando más allá del deber que nos impone el ejercicio, como servidores públicos, con actitud de cooperación, colaboración que excede lo pactado y acordado.

Estamos comprometidos, cuando llevamos a las personas a involucrarse con entusiasmo y tesón en la solución de los problemas en las causas comunes de un grupo. Adoptamos la actitud de cooperación, colaboración y cumplimos con la obligación que se ha contraído en la consecución de los objetivos y metas.

Respeto

Reconocer la dignidad que poseemos en igualdad de condiciones todos los servidores públicos de Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (DAPRE) y los ciudadanos que demanden nuestro servicio, actuando con estricto cumplimiento a la Constitución y la Ley. Creemos en el diálogo constructivo.

Respeto es la consideración, atención y cortesía que se debe a una persona; es un valor que nos lleva a honrar la dignidad de las personas, a atender sus derechos, constituyendo el cimiento para construir una autentica convivencia en paz, como base de trabajo en equipo. Respetar es aprender a cultivar la alegría, la estima, la ternura y la buena voluntad en nuestro ser, hasta el punto de decir ser feliz cada día, haciendo felices a los demás.

Somos respetuosos cuando aceptamos y tratamos a nuestros compañeros y ciudadanos como se merecen independientemente de las diferencias de opinión, de acuerdo con su dignidad de ser humano sin olvidar que todos somos iguales y sin importar la posición que ocupa en una entidad, reconociendo sus virtudes y autonomía.

Honestidad

La honestidad es amiga de la veracidad, la decencia y el honor, es obrar correctamente, reconociendo los errores y manteniendo la conciencia limpia, es seguir unos principios y valores que, sin importar la adversidad o las presiones externas, nos permitan actuar con rectitud.

Todas las acciones de los servidores públicos de la Presidencia de la República serán reconocidas por su integridad y coherencia tanto en su pensar como en su actuar.

Somos honestos en nuestro actuar, con calidad humana, comportándonos y expresándonos con coherencia y sinceridad, de acuerdo con los valores de verdad y justicia, en cumplimiento estricto del deber, administrando adecuadamente lo que se tiene a cargo y no aparentar o exagerar para obtener beneficios o causar buena impresión. De esa manera sabremos que las cosas son como parecen ser.

Responsabilidad

Tener siempre presente que por todas y cada una de nuestras acciones en cumplimiento de la misión institucional, estaremos dispuestos a dar respuesta oportuna y cierta, aceptando libremente las consecuencias de nuestros actos.

Responsabilidad es cumplir a cabalidad los propios deberes, que son consecuencia de la naturaleza y fines que el ser humano tiene, rendir cuentas ante su propia conciencia, las personas y la sociedad.

Somos responsables cuando estamos en capacidad de dar respuesta oportuna y cierta a las labores encomendadas, reconociendo y aceptando libremente las consecuencias de nuestros actos. Aceptando nuestros errores o equivocaciones y estando dispuestos a corregirlos. Excusarse, justificarse, buscar pretextos o eludir compromisos, son faltas de responsabilidad.

Servicio

Es dar a través de nuestro trabajo la colaboración que procura satisfacer una necesidad o causar un efecto benéfico en la vida de otras personas, el verdadero servicio no es esperar pago ni recompensa, su único interés es ayudar por el deseo de ser útil a la familia, la sociedad, el Departamento Administrativo de la Presidencia de la Republica, al país y al mundo.

Somos serviciales cuando ejercemos funciones encaminadas a atender los requerimientos de nuestros clientes cuando reconocemos las características de cada uno, para brindar una atención con calidad, oportunidad, eficiencia y transparencia.

Cuando buscamos detalles que faciliten o alegren la vida a los demás, tanto en el hogar como en el trabajo, cumpliendo con sus obligaciones y realizando algunas tareas de más que puedan ayudar a hacer más amable y llevadera la vida a las personas que nos rodean.​

L​ealtad

Es actuar dentro del marco de los principios constitucionales e institucionales que permite una convicción profunda de servicio público, fidelidad en las acciones frente a las personas, las ideas, las instituciones y la comunidad.

La lealtad es un vínculo que nos une estrechamente con la familia, los amigos, la entidad, nuestro lugar de trabajo, nuestro equipo, entre otros, manifestada en afinidad de intereses, respaldo, agradecimiento; se puede hacer más fuerte y positiva en la medida que crece la seguridad, la confianza y el respeto.

Somos leales cuando orientamos nuestras relaciones hacia la prestación de un servicio con excelencia, sin que afecten las decisiones jerárquicas; la lealtad implica el compromiso de no traicionar ni de palabra, ni de pensamiento, responder a las expectativas que se tienen sobre uno, dar la cara por quienes han confiado en nosotros y nos han brindado su ayuda.

Un Actuar dentro del marco de los principios constitucionales e institucionales que permita una convicción profunda de servicio público. Fidelidad en las acciones frente a las personas, las ideas, las instituciones y la comunidad.

Colaboración

Es ayudar y servir, de una manera desinteresada a una u otras personas en su trabajo para lograr un fin común.

Somos colaboradores cuando nos involucramos en el trabajo de varias personas en conjunto, tanto para conseguir un resultado ya sea ayudando a los compañeros de trabajo en un proyecto, o la enseñanza de nuevas tareas, que contribuyan a fomentar un espíritu generoso, solidario y comprometido. Se utiliza para incentivar la productividad y el trabajo en equipo.